Las desconocidas alcachofas

Las desconocidas alcachofas, por Javier Fins

La temporada de la alcachofa empieza en octubre y dura hasta abril más o menos, pero yo creo que su mejor momento para la cocina es en diciembre y enero, ya que es cuando tenemos las mejores alcachofas y las más bonitas.

alcachofas-chef-javier-fins

Limpiar las alcachofas tiene su trabajo, ya que desechamos las hojas externas hasta llegar al corazón, que es lo más tierno y sabroso. Después con la ayuda de un pelador torneamos la parte del tallo y por ultimo con un saca bocados o una cucharilla le sacamos el núcleo, justo encima del corazón de la alcachofa. Ésta parte de la alcachofa tiene una maraña de pelillos muy desagradable en boca, pero justo debajo tenemos lo mas delicioso de la alcachofa, su corazón.

A medida que las vamos limpiando las tenemos que ir sumergiendo en un recipiente con agua, hielo, zumo de limón y un atadillo de perejil. Esto se hace para que no se oxiden y se pongan negras.

Las alcachofas se pueden comer cocidas, guisadas, en ensaladas, con jamón ibérico y aceite, fritas en láminas muy finas e incluso las podemos comer crudas tipo carpaccio con aceite, limón y sal.

Con las partes que desechamos también podemos hacer exquisitos caldos o sopas diuréticas, depurativas y muy ricas.

las alcachofas de javier fins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *